Cargando contenido

Deportes


Adam Rippon: primer deportista masculino abiertamente gay que participa en unos juegos de invierno2018
08
Ene

Adam Rippon: primer deportista masculino abiertamente gay que participa en unos juegos de invierno

Además de ser el patinador de más edad de un equipo estadounidense, Adam Rippon es el primer deportista masculino abiertamente gay que participa en unos juegos de invierno, adelantándose a Gen Kenworthy, quien anhelaba ese misma distinción, pero tendrá que esperar hasta febrero para saber si compite siendo el segundo.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Mientras que los Juegos Olímpicos de Río hacían historia al convertirse en las olimpiadas con mayor de participantes abiertamente homosexuales, incluyendo deportistas intersenxuales y con la participación de una persona transexual en su ceremonia de inauguración, el patinador artístico, Adam Rippon, se convierte en el primer deportista masculino abiertamente homosexual que participa en unas olimpiadas, las que se celebran en Peyengchang, Corea del Sur, en la que será la vigésimo tercera edición de los Juegos Olímpicos de Invierno, entre los días 8 y 25 de febrero de 2018.

«Estoy realmente agradecido de que el comité de selección haya revisado mi trabajo en las últimas dos temporadas (…). Siento que mi experiencia me ayudará a tener mis mejores actuaciones en los Juegos Olímpicos, y es increíble decir eso (…). No puedo creer que estoy donde hoy estoy. Solo era un pequeño niño gay en el medio de la nada, Pensilvania. Al crecer, no tenía muchos modelos a seguir. Dije que si alguna vez me daban una plataforma y tenía la oportunidad, compartiría mi historia», declara Rippon a los medios de comunicación tras saber que ha sido escogido para integrarse en el equipo estadounidense de patinaje artístico, con cierta controversia a pesar de una caída y dos triples fallidos que le han llevado al cuarto puesto de la clasificación en el campeonato nacional, celebrado este fin de semana en los Estados Unidos.



A sus 28 años de edad, Rippon se convierte de esta manera en el patinador estadounidense más mayor en competir en unas olimpiadas, y lo hace por encima de Ross Miner, de 26 años de edad, quien habría quedado segundo en la misma clasificación, pero con un recorrido de menor importancia que habría sido tenido en cuenta por los jueces, que colocan a Rippon junto a Nathan Chen, de 18 años de edad, y Vincent Zhou, de 17, para formar el equipo masculino de patinaje estadounidense, en la que será la primera olimpiada para cada uno de los tres patinadores. «Hace unas semanas, me preguntaron en una entrevista... qué se siente al ser un atleta gay en el deporte. Y dije que es exactamente como ser un atleta heterosexual. Solo que con mejores cejas», declara Rippon.

Hace sólo tres años, Rippon se dirigía en una entrevista «al padre que podría estar preocupado de que su hijo se convierta en un patinador artístico (…). Cuando los atletas salen y dicen que son homosexuales, se vuelve un poco más normal y menos importante, especialmente en la comunidad atlética», agregando que teniendo «mucho respecto por tus compañeros atletas por trabajar duro hacia un objetivo. Tu orientación sexual pasa a segundo plano». Afirmando que ser abierto acerca de quién es le ha hecho mejor en su deporte. «No me importa lo que otras personas piensen de mí. Puedo salir y ser descaradamente yo mismo. Me quiero a mi mismo. Cuando puedo salir y ser realmente yo, puedo hacer mi arduo trabajo», asegura el deportista



De los 2.900 deportistas que representaban a 88 naciones que competían en los Juegos de Sochi 2014, solo siete eran abiertamente homosexuales, ninguno de los cuales era un hombre. Ni siquiera Johny Weir competía siendo abiertamente homosexual en los Juegos de Vancouver, en 2010, saliendo del armario posteriormente a través de la publicación de sus memorias, Welcome to my world. John Fennell pierde su oportunidad de hacerlo cuando su trineo se rompe durante la carrera de clasificación, el mes pasado, mientras que está pendiente de clasificarse todavía el esquiador, Gus Kenworthy, quien sale del armario tras conseguir la plata en Sochi. «Tengo tantas ganas de inspirar a esta comunidad y hacerles bien. Es jodidamente genial», asegura Kenworthy, a quien Rippon adelanta en su anhelo de ser el primer atleta abiertamente homosexual en competir en unos juegos olímpicos. En lo que ambos coinciden es su negativa a aceptar la habitual incitación a la Casa Blanca tras su participación en Corea del Sur.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.